martes, 27 de octubre de 2009

GRANDES NOMBRES DEL ATLETISMO


En 2000, el libro publicado por el diario deportivo francés L'Équipe, 100 campeones en un siglo de deporte, establecía una clasificación de los 100 atletas del siglo, en la que el atletismo era el deporte más representado. Por otra parte, en 1999, la IAAF nombra a los campeones de atletismo del siglo XX. Entre los hombres, el estadounidense Carl Lewis superó a su compatriota Jesse Owens, mientras que la neerlandesa Fanny Blankers-Koen fue premiada entre las mujeres.

HOMBRES

Entre los velocistas, el américano Carl Lewis es, sin duda, el atleta que ha marcado la disciplina por la amplitud de su palmarés. Con sus nueve títulos olímpicos (entre ellos cuatro en salto de longitud) y ocho campeonatos del mundo, ha logrado mantener su dominio durante casi dos décadas.[78] Jesse Owens se aseguró un lugar en la historia del deporte con la obtención de cuatro títulos olímpicos en los Juegos de 1936. Otros velocistas de renombre son Ray Ewry, Alvin Kraenzlein, Jim Hines, Tommy Smith, Valeriy Borzov, Pietro Mennea y más recientemente, Butch Reynolds, Frankie Fredericks, Donovan Bailey, Maurice Greene y Michael Johnson.
Los finlandeses voladores, sobrenombre dado a entre otros atletas a Paavo Nurmi, Ville Ritola o Hannes Kolehmainen reinaron en las carreras de larga y media distancia en la primera mitad del siglo XX. El checoslovaco Emil Zátopek entró en la leyenda adjudicándose los 5000 m, los 10000 m, y la maratón en los Juegos de 1952. Otras leyendas en resistencia son los etíopes Abebe Bikila y Haile Gebrselassie, el neozelandés Peter Snell, el australiano Herb Elliott, los británicos Sebastian Coe y Steve Ovett, el francés Jules Ladoumègue, el keniano Kipchoge Keino, el otro finlandés Lasse Viren, los marroquíes Said Aouita y Hicham El Guerrouj o el americano Mal Whitfield.
En los concursos, muchos atletas han adquirido finalmente la condición de «leyenda» del atletismo. Se pueden citar a los soviéticos Valery Brumel y Viktor Sanyeyev y los estadounidenses Al Oerter, Bob Beamon y Dick Fosbury. Más recientemente, Jonathan Edwards Lars Riedel, Javier Sotomayor, Mike Powell, Jan Zelezny y Sergei Bubka han dominado cada uno su especialidad. En otras pruebas, se encuentran entre los grandes nombres de la historia del deporte los decatletas Jim Thorpe y Daley Thompson y los marchadores Vladimir Golubnichy y Robert Korzeniowski.
Hoy día, el etíope Kenenisa Bekele, sucesor de Gebrselassie, domina el fondo mundial. El americano Jeremy Wariner reina en los 400 metros, acercándose poco a poco a las marcas de Michael Johnson. Desde 2008, el jamaicano Usain Bolt tiene un rendimiento excepcional en la velocidad. En los Juegos Olímpicos de Beijing, ganó los 100 m, 200 m y relevos 4x100 m, en cada caso para establecer un nuevo récord mundial.

MUJERES

Desde su primera aparición en los Juegos Olímpicos en 1928, el atletismo también ha forjado a lo largo de las décadas sus leyendas femeninas. Las carreras rápidas han consagrado a la neerlandesa Fanny Blankers-Koen,[80] la única mujer que ganó cuatro medallas de oro en una olimpiada, la australiana Betty Cuthbert, la polaca Irena Szewińska, las alemanas orientales Marita Koch y Marlies Göhr, la francesa Marie-Jose Perec, la australiana Cathy Freeman y la ex velocista jamaicana Merlene Ottey. Se pueden citar a las atletas estadounidenses Wilma Rudolph, Evelyn Ashford, Valerie Brisco-Hooks, Gwen Torrence, Gail Devers, o Florencia Griffith-Joyner que con unas grandes marcas siguen bajo sospecha de dopaje.[81]
Entre las «fondistas», los grandes nombres son Jarmila Kratochvilova, Tatyana Kazankina, Maria Mutola, Gabriela Szabo, Doina Melinte, Joan Benoit, Ingrid Kristiansen, Hassiba Boulmerka, Svetlana Masterkova, Kelly Holmes y Derartu Tulu, por nombrar sólo algunas. La británica Paula Radcliffe colecciona primeros puestos en la pista antes de convertirse en la gran líder de la maratón.
En los concursos, la estadounidense Jackie Joyner-Kersee domina las pruebas de heptatlón y salto de longitud, habiendo ganado un total de tres títulos olímpicos y cuatro títulos mundiales. Su principal rival ha sido la alemana Heike Drechsler. Ulrike Meyfarth, Stefka Kostadinova, Inessa Kravets y Trine Hattestad también han llevado a su disciplina al más alto nivel.
Hoy en día, el atletismo femenino está dominado principalmente por cuatro atletas: la sueca Carolina Klüft en heptatlón que no ha conocido la derrota en un gran campeonato, la pertiguista rusa Yelena Isinbayeva que sigue los pasos de Sergei Bubka. Por otra parte, las etíope Tirunesh Dibaba y Meseret Defar resultan ser las mayores especialistas en fondo a nivel mundial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada